Qué HACEMOS

El proceso de regeneración consiste en la aplicación de pulsos eléctricos con distintas frecuencias y amperajes a las baterías, con lo cual vibran las placas de cada celda, soltando los cristales de sulfato adheridos a estas, incorporándolo al electrolito. Los ciclos de carga (regeneración) y de descarga tienen una duración total de 38 horas, sin considerar una carga inicial en caso de que la batería se reciba sin carga.

En el siguiente gráfico se aprecia la extensión de la vida útil de una batería, al realizar regeneraciones periódicas.

Información entregada por los equipos de regeneración

GRÁFICO DE REGENERACIÓN

Voltaje – Amperaje – Temperatura - Tiempo

GRAF2.png

GRÁFICO DE DESCARGA

Voltaje – Amperaje – Temperatura - Tiempo

Voltaje por cada celda - Tiempo

GRAF3.png